Las dos Fridas… la otra Frida Kahlo.

A  107 años de su nacimiento…

Rompiendo la visión reduccionista de Frida.


 

fridaok

Por Rocío Mendoza

Mucho se “conoce” acerca  de la vida de  la pintora Frida Kahlo, que si tuvo un accidente que le atravesó la matriz, que si no estaba contenta con su cuerpo, que si se enamoró perdidamente de Diego Rivera y sufrió tanto como lo amó, que esto , que lo otro, etc., incluso a través del cine se ha explotado con cierto morbo las relaciones amorosas y las preferencias sexuales de la pintora contribuyendo desafortunadamente a la difusión masiva de una Frida que vista de una manera reduccionista:  vivió para sus tragedias personales. En cambio, muy poco se conoce y se difunde sobre la otra Frida: la comunista, la nacionalista, la indigenista, la militante.

Frida Kahlo nació  en la famosa Casa Azul,  una lluviosa mañana (aseguran sus seguidores), el 6 de julio de 1907. En los albores de la revolución mexicana, creció en un mar de ideologías que se encontraban en pugna en la sociedad mexicana, en una sociedad que se convulsiona por la desigualdad, es testigo de la decadencia del régimen de Porfirio Díaz, pero no por ello menos violento con los grupos de oposición. La pintora es sensible ante los acontecimientos, ante los conflictos sociales y políticos de México  e internacionales, la Revolución Rusa, el liderazgo de Lenin,  la Primera Guerra Mundial, la crisis económica  del capitalismo en 29, entre otros acontecimientos. Frida es parte de un mundo reconfigurándose.

Por lo tanto no resulta sorprendente que Frida se involucrara políticamente. Empezó a militar en organizaciones estudiantiles de izquierda, aseguran que a corta edad, a sus trece años,  y a los diecisiete años ingresó a la Juventud Comunista.[1]  Toda su vida se reivindicó como comunista, aunque algunos biógrafos aseguran  que era más librepensadora. Apoyó el exilio de León Trotsky en México, se manifestó en contra del autoritarismo, de la dictadura de Francisco Franco en España y el golpe militar contra el gobierno socialista de Jacobo Arbenz en Guatemala (1954). Ella y Diego Rivera eran ateos, a él se le ha relacionado con los Rosacruz y ambos eran profundamente nacionalistas.

En este sentido, Frida Kahlo, de padre judío- alemán y nodriza indígena se convirtió  a sí misma, a lo largo de los años,  en un discurso nacionalista, en una convencida de la legitimidad de las aspiraciones de los movimientos obreros y campesinos.  Y después de su muerte la han convertido en uno de los  símbolos del movimiento feminista, ya que su obra y su vida  es interpretada por algunos sectores de este movimiento como la reivindicación de una mujer diferente al de la perspectiva masculina dominante en aquel entonces.  Frida Kahlo murió el 13 de julio de 1954 en la casa que la vio nacer. Sirva este artículo para decosificarla, para no convertirla en un souvenir, es una sencilla invitación para  reflexionar sobre  la otra Frida. Revista Latinoamericano.

Fuentes: http://www.puntodepartida.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=628

http://es.wikipedia.org/wiki/Frida_Kahlo

 10483640_10152224515724677_421057331_n

[1] Luz de María Muñoz Corona, Frida Kahlo y el nacionalismo mexicano, FFyL, UNAM. En http://www.puntodepartida.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=628

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: