Teatro: Tengo derecho: Juan Pescado y su derecho humano al agua

Obra de teatro guiñol para la difusión y defensa de los Derechos Humanos.


 

 

A las niñas que alguna

vez también fueron Ardillas.

10429800_10152158654749677_440760261_o

Víctor E. Galván Vargas.

El pasado 22 de marzo fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas como el Día Mundial del Agua. En nuestro país, diversos esfuerzos de asociaciones civiles, instituciones públicas y hasta partidos políticos, han puesto en la agenda nacional la necesidad de hacer llegar el vital líquido a más de 9 millones de mexicanos que no la tienen, y de que otros 13 millones tengan acceso a ella sin contaminación.[1]

Considerado ya un derecho humano, el acceso al agua se encuentra regulado en el artículo 4° constitucional, que a la letra señala:

Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines.

Por ello, resulta importante difundir este derecho (tanto o más que los demás derechos humanos) sin el cual, toda la actividad humana se detendría y perecería sin remedio. TENGO DERECHO: JUAN PESCADO Y SU DERECHO HUMANO AL AGUA, esproducto del programa Escuela para Promotoras y Promotores Juveniles en Derechos Humanos (EPJDH),[2] La Escuelita, del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria O.P.” A. C., y tiene por objetivo dar a conocer a través del teatro guiñol el derecho humano al acceso al agua a un público infantil.

 10423549_10152158654584677_2050687160_n


TENGO DERECHO: JUAN PESCADO Y SU DERECHO HUMANO AL AGUA

Personajes:

Narrador, Juan pescado, Ivana la Rana, Buitre Policiaco 1 y Buitre Policiaco 2, Tortuguina. Telefonista y Tumulto.

El telón se abre mostrando de fondo una la parte superior de un lago, mientras se escucha el sonido de agua corriente que va bajando hasta mezclarse con la canción del “Lindo pescadito” y risas de niños que juegan.

Narrador: México (a la fecha en que se presente la obra) Juan Pescado e Ivana la Rana nadaban plácidamente en su estanque escuchando una vez más, la historia del abuelo Juan Gran Pescado, de cuando el Estanque era inmenso: Tanto, que tenían que pasar varios días para recorrerlo completamente… ¡Justo cuando escuchaba esto, Juan Pescado sintió que algo le hacía falta agua! El lago en el que hacía unos días todavía se podía nadar a sus anchas, se estaba secando muy rápido. El abuelo Juan Gran Pescado había quedado en un charco aislado y ya casi sin vida… (se dejan escuchar sonidos suspenso y ruidos guturales de angustia). Juan Pescado no dudo en pedirle ayuda a Ivana la Rana para que investigara lo que pasaba… Ella podía nadar bajo el agua y saltar libremente por la tierra, hasta encontrar la causa de la terrible sequedad que estaba viviendo el Estanque.

Juan Pescado: ¡Algo pasa, siento que me ahogo! (Tose mucho y casi asfixiándose.) ¿Por qué ya no hay agua? Ayúdanos Ivana.

Ivana La Rana: (Con voz optimista y de seguridad.) No te preocupes Juan Pescado, yo investigaré.

Narrador: Ivana La Rana salió presurosa y vio que en realidad el estanque no se estaba secando, si no que este había sido dividido por una gran barda cuidada por buitres. (Cambio de escenografía, de estanque a un jardín, y una pared.) Sin temor a preguntar, Ivana se acercó e intentó introducirse en esa parte del lago. Las luces y sirenas no se hicieron sonar. (Aparece una sirena barroca.) No, no de esa no, de las que hacen ¡¡¡uuuuuu!!! (Se prenden las luces de sirena. La voz del Narrador describe la escena estilo noticiero televisivo amarillista.) Ivana La Rana se quedó inmóvil. Ante los dos buitres policíacos que la detuvieron y la comenzaron a interrogar. (Las luces siguen durante todo el interrogatorio).

Buitre Policiaco1: ¿Quién eres?

Ivana La Rana: Soy… (El Buitre Policiaco 2, le dan un golpe a Ivana.)

Buitre Policíaco 2: ¿Qué haces aquí?

Ivana La Rana: Es que… (El Buitre Policiaco 1 le da otro golpe a Ivana).

Buitre Policiaco 1 ¿Quién te dejó pasar?

Ivana La Rana: Yo sólo… (otro golpe).

Buitre Policíaco 2: ¡¿Qué quieres?!

Ivana La Rana: No, es que… (uno más).

Buitre Policiaco 1: ¿Quién te mando?

Ivana La Rana: ¡Es que no tenemos agua!

Buitre Policiaco 2: ¿Y eso a nosotros qué? Mira ranita o te vas… o cuello.

Buitre Policíaco 1: (Con voz lasciva). ¿Esas anquitas se verían muy bien en un plato de “restorante” no pareja?

Ivana La Rana: Pero el agua del Estanque es de todos y todas. ¡Tenemos Derecho al Agua! No tengo por qué irme, además ustedes cerraron el paso para que el agua no llegue al otro lado del Estanque… y si no llega ¡¡nos vamos a morir!!

Buitre Policiaco 2: Mira ranita… ya te dijimos que eso a nosotros no nos importa, estas aguas son de S.P.M. y tú no puedes estar aquí.

Ivana La Rana: ¿Ese, Pe, eMe? (Sonido de suspenso).

Buitre Policiaco 1: Cómo ves pareja… ¡Dejaran de ser de donde son! Que “icnorancia” de veras… Pues don “Sir Pulpo Manipulador”. Él compró toda esta tierra y todo lo que hay en ella: agua, plantas, aire, todo; hasta tus amigos peces que están aquí, ya son de S.P.M. (Sonido de aplausos y el Buitre Policiaco hace una reverencia al público).

Ivana La Rana: Eso no puede ser. Ellos, como todos y todas, deben ser libres, nadie puede comprarlos o venderlos… ¡Nadie puede ser su dueño! Además, si nos quitan el agua nos están quitando nuestro derecho a un nivel de vida adecuado, a una alimentación que nos nutra, a la salud; a un medio ambiente sano, y a una vivienda digna… ¡dignnna! (alargando la N la segunda vez que dice digna) ¿Que no han leído la Constituciónnn? (alargando la última N de constitución)

Buitre Policiaco 2: Ay, ay. Ya pareja. Dale una calentadita por andar invadiendo propiedad privada. Eso también debe estar en ese librito de la constitución, que dice. (Se obscurece la escena.)

Ivana La Rana: ¡¡Ay!!! ¡Están violando nuestros derechos! (enojada además, se oyen golpes y gritos de Ivana la rana).

Narrador: Ivana La Rana salió adolorida. Brinco a brinquito llegó nuevamente al Estanque en donde sus amigos y amigas, la esperaban con la noticia de que la escasez de agua era cada vez mayor. Ya en el estanque…

Juan Pescado: ¡¿Qué te pasó?!

Ivana La Rana: ¡Auch! Unos buitres me dieron una… “calentadita”

Juan Pescado: ¿Te iban a cocinar?

Ivana La Rana: No, ya ni para ellos trabajan… ¡Auch me duele todo!

Juan Pescado: Descansa Ivanita. Mira, nos hemos organizado para exigir nuestro Derecho al Acceso al Agua, y también para que la poca agua que tenemos no sea desperdiciada dándole un buen uso. ¡Don Tiburón se lava tooodos sus dientes con un vaso de agua solamente, y no deja correr el agua mientras se los enjuaga! Doña Estrella de Mar, se baña en sólo 5 minutitos, y mientras sale el agua caliente, pone una cubeta para que el agua no se tire y después pueda utilizarla en el baño o para regar las plantitas. Los caballitos de mar, ya no lavan sus carrozas con manguera, usan una cubeta de agua reciclada y un trapo ¡ya no tiran agua! Eso está bien ¿no Ivana? ¡También hemos reparado todas las fugas que había en las tuberías. Las llaves de la cocina ya no dejan caer ni una gota! ¡Estamos cuidando toda el  agua que hay! y para que el agua llegue a todos, creemos que es importante que haya bebederos públicos en donde las personas puedan tomar agua sin necesidad de ir a la tienda.

Pero lo más importante es que hemos acordado denunciar esta violación a nuestros derechos por teléfono, mira aquí está el número 5, 6, 8, 8, 7, 22.

Ivana La Rana: Pues llamemos a ver: cinco, seis, ocho, ocho, siete, veintidós… (Tono de teléfono.) ¿Si? ¿Bueno? quisiera hacer una denuncia de robo de agua…

Telefonista 1: Momentito… la transfiero.

Ivana La Rana: Si, hola, quisiera hacer una denuncia de robo de agua…

Telefonista 2: ¡Uuu no! Eso sí está difícil, tiene que hacerlo en las oficinas de cuidado y protección del agua, aquí no se atiende eso. La transfiero…

Narrador: Después de mucho esperar… (Sonido de conmutador).

Telefonista 3: ¿Sí? Le atiende el operador: uno, cinco, tres; por ocho dieciséis. Sección de Protección y Derecho al Agua.

Ivana La Rana: ¡Al fin!

Telefonista 3: ¿Fin? ¿Tan-tan? ¿Se acabó la llamada? ¿Si llama y no dice lo que quiere para que llama?

Ivana La Rana: ¡No!, ¡No! Que muchas gracias por atender la llamada. Quiero decir que se están robando el agua. Y quisiera saber si me puede orientar y decirme en donde se puede denunciar este hecho.

Telefonista 3: Ah, eso es otra cosa. Tiene que acudir a la Oficina de Cuidado y Protección del Agua. Que se encuentra en avenida Salto del Agua, colonia Río Grande, casi esquina del Charquito, #1 Colonia Aguados los de enfrente, primer piso.

Ivana La Rana: Muchas gracias.

Telefonista 3: Recuerde que le atendió el operador uno, cinco, tres; por ocho dieciséis. Le ¿puedo servir en algo más…?

Narrador: Ya en las Oficinas de Cuidado del Agua. (Ruido de oficina).

Ivana La Rana: Buenas tardes es aquí la oficina de Aguas.

Tortuguina: (Voz aletargada y alargando las palabras) Aguas ¿con qué?

Juan Pescado: ¡¡¡Queremos denunciar que se están robando nuestra agua!!!

Tortuguina: (Sigue con voz  de aletargada) No me grite…  le-estamos atendiendo lo más rápido que podemos… ¿Cuál es su problema?

Juan Pescado: (Enojado y gritando) ¡Ay, ya me tienen harto! ¿¡Por qué no nos quieren ayudar!? ¡No ven que nos están robando el agua!

Tortuguina: (Cambia su voz a apresurada y con angustia). ¡¡Ahh!! ¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué se la está robando?

Juan Pescado: (Enojado) Un tal S.P.M.

Ivana La Rana: Sí. Y unos buitres cuidan la mayor parte del estanque. No dejan que nadie entre, ni que tomen agua de ahí. Dicen que es de… Sir Pulpo Manipulador, que quiere quedarse con toda el agua del Estanque para él solo. ¡¡¡No es Justo!!!

Juan Pescado: Tenemos derecho al agua, está en la Constitución de nuestro estanque, y en las otras leyes que hemos hecho con los demás estanques.

Tortuguina: ¿A ver, a ver cuáles son esos Derechos de la Constitución del estanque?

Ivana La Rana: Pues sí, es muy sencillo. Hace muchos años los ancianos del Estanque acordaron que todos los que en él vivieran y los que llegaran, tendrían derecho a un nivel de vida adecuado y eso incluye el agua, derecho a la alimentación y eso incluye el agua, derecho a una vivienda y ¡¡claro!! ¡¡Eso implica el agua!! Agua para todos y todas. Eso sin tener que decirle cuanta gente murió para que eso sucediera y se pudiera plasmar en nuestra Constitución.

Tortuguina: Ah… ¿Y las leyes con otros estanques?

Juan Pescado: Pues sí, son los pactos que hemos hecho con otros estanques para que el agua que tengamos sea disponible para todas y todos los habitantes de los estanques; que el agua sea de calidad, o sea limpia, no debe estar sucia o con contaminantes; debe ser accesible, es decir que llegue a todos, desde los niños y niñas hasta los ancianos, ¡a nadie se le debe negar!

Tortuguina: y… ¿quién es ese S.P.M?

Ivana La Rana: ¿No lo conoces? (Al público) ¿Ustedes lo conocen? ¿Se acuerdan de él y de los buitres? ¿Sir Pulpo Manipulador? Eso no puede ser, es terrible. ¿Ustedes lo conocen? (Respuesta del público) Por eso, debemos cuidarla y sobre todo recuperarla. ¿Verdad?

Tortuguina: ¡Con razón, ya me han llegado muchas denuncias de esas! El agua es de todos y no se debe negar a nadie. El agua es muy importante y necesaria para muchas cosas, (Al público) ¿ustedes para que la ocupan? (Respuestas del público).

Ivana La Rana: Necesitamos pruebas de que ellos tienen el agua y recuperarla…

Juan Pescado: ¿Fotos?

Ivana La Rana: ¡Sí, sí y videos!

Todos: ¡Vamos al estanque!

Narrador: Frente a la barda, en el estanque…

Ivana La Rana: (Al público) Shhhh, Shhh! No hagan ruido (Ivana y Juan se esconden)

Buitre Policiaco 1: “¿Oistes?” (Temerosos los buitres se abrazan)

Buitre Policiaco 2: Sí. ¿Qué será pareja?

Buitre Policiaco 1: Ahhh!!! Mira ahí, ahí.

Buitre Policiaco 2: ¡Ay mamá buitrona!

Buitre Policiaco 1: ¡¿Quién anda ay?! ¡Míralos ahí están! (Persecución entre los buitres, Juan pescado e Ivana.)

Ivana La Rana: ¡¡Ya nos vieron!! ¡Corre!

Juan Pescado: No puedo correr. ¡¡Soy un pez!! ¡Auch me garran!

Ivana La Rana: ¡Salta!

Juan Pescado: (Se detiene la escena y Juan Pescado explica). No se saltar, ¡¡¡soy un pez!!! ¡Ve, ve Ivana! ¡No tengo patas sólo colita!! ¿Ves?

Buitre Policiaco 2: Sí, pobrecito no tiene patitas, sólo colita… (Continúa la persecución, entre gritos se van tomando fotos y el video.)

Ivana La Rana: Te van a agarrar y a freír. ¡Ay no, serás Juan-frito pescado! ¡¡Nada, nada!!

Narrador: Regresando a las oficinas de cuidado y protección del agua.

Ivana y Juan Pescado: Señorita Tortuguina, aquí están las pruebas: fotos, video. ¡¡¡Quieren quedarse con el agua, tiene que intervenir!!!

Tortuguina: Iremos a con las fuerzas del orden y la comunidad del Estanque para que regresen el agua que es de todos y todas. (Animales vestidos estilo revolucionarios, caminan, nadan y saltan hasta llegar a la barda del estanque).

Juan Pescado: ¡Soy Juan Pescado!

Ivana La Rana: Y yo Ivana la rana, representamos a la comunidad del Estanque para exigir respeto a nuestro derecho al agua. Aquí está la Señorita Tortuguina que viene a verificar que el agua sea para todos y todas, y para que la dejen fluir por todo el Estanque.

Tortuguina: Sí ¡Es una orden!

Buitre Policiaco 1: No les vamos a dar nada, el agua es de S.P.M.

Tumulto: Y eso que. El agua es de todos! (A gritos, chiflidos.)

Buitre Policiaco 2: No les vamos a dar nada, es una orden de S.P.M.

Tumulto: Y eso a nosotros, qué.

Buitre Policiaco 1: Nada, nada no les damos nada. (Burlándose).

Tortuguina: Tenemos la orden de sacarlos, si no lo hacen por las buenas…

Buitre Policiaco 2: Y que, ¡y que!

Tortuguina: Miren Buitres, no ven que si el agua se queda aquí muchas cosas malas pueden pasarnos a todos.

Buitre Policiaco 1: ¿Cómo cuáles?

Tortuguina: Pues, se secaría el estanque. Las plantas se van a morir y ustedes no van a tener nada que comer.

S.P.M: (Aparece sorpresivamente) ¡No! Eso es mentira, no les crean nada.

Juan Pescado: ¡Eso es verdad, si el agua se queda detrás de la barda, ustedes tampoco podrán tomar de ella, tendrán enfermedades y se les caerán las plumas!!!

Buitre Policiaco 2: Ja, ja, ja, ja ¡Te vas a quedar bien calvo pareja! ¡Chialessss!!

Tortuguina: ¡Y tú también ¡

Buitre Policiaco 2: ¿Yo? ¿Y yo por qué?

Tortuguina: Por qué el agua no será para ustedes, ni para sus hijos, será toda para Sir Pulpo, y no les dará nada.

Buitre Policiaco 1: Eso es verdad, ya llevamos cinco días aquí y no nos han dado nadita de agua pareja…

Juan Pescado: Ya ven, no es mentira lo que les decimos.

S.P.M: ¡No, no les crean nada, se quieren quedar con mi agua!

Buitre Policiaco 1: Chaaaaa ¿su agua pareja? Pues si nosotros somos los que la hemos cuidado. ¿Oiga doña señora tortuga y nosotros que podemos hacer para denunciar el robo “di´agua”?

Tortuguina: ¡Señora “igualándote”! ¡Señorita Torguina!

Buitre Policiaco 1: ¡Ups! Perdón señorita doña Tortuguita, ¿tons?, ¿qué podemos hacer pa´denunciar el robo “di´agua”?

Tortuguina: Ah pues llamar al… al… a no, pues nada más dígamelo a mí y levantamos la denuncia, pero eso es algo tardado y habría que regresar a la oficina, sería más fácil si juntos quitamos la barda, y hacemos que S.P.M. firme los acuerdos y la Constitución del estanque.

Buitre Policiaco 1: ¿Cómo ves pareja? ¿Nosotros la firmamos?

Buitre Policiaco 2: Pos dicen que nos beneficia a todos ¿no? ¿En serio en serio nos beneficia a todos?

Juan Pescado: Sí, a todos nos conviene y ustedes podrían seguir siendo los cuidadores de toda el agua.

Buitres Policíacos 1 y 2: ¡Pos la firmamos! y nosotros la vamos a cuidar para que sea de todos.

S.P.M: ¿Y yo, qué voy ser sin mi agua? ¿Qué va hacer de mi negocio?

Juan Pescado: ¿Sin tú agua? ¿Y tú negocio?

S.P.M: ¡Sí! Yo me quedo con el agua para venderla y ser muy rico.

Juan Pescado: El agua es de todos, recuérdalo, y si estás dispuesto puedes vender aguas locas dentro del estanque.

S.P.M: ¿Aguas Locas?

Juan Pescado: Sí, nosotros te enseñamos a usar el agua sin hacerle daño al ambiente, ni a los habitantes de estanque.

S.P.M: ¿Y qué, cómo cuanto tengo que pagar por que me enseñen?

Juan Pescado: Pues nada, el conocimiento se comparte ¿Verdad Ivana?

Ivana La Rana: Sí, te enseñamos. Las haríamos de muchos sabores.

S.P.M: ¿Enserio no me van a cobrar?

Juan Pescado: No, de verdad te enseñamos.

Narrador: Cuando el agua volvió al estanque, plantas y animales pudieron beber de ella y ocuparla para sus necesidades…

El agua es de todos y por eso no debemos dejar que se desperdicie o que una sola persona se quede con ella… S.P.M. no volvió a ser malo y con ayuda de todos y todas, puso una tiendita Michoacana de aguas frescas bien locas.

FIN

10432289_10152158654604677_2060588397_n

[1] http://www.milenio.com/estados/acceso-agua-potable-millones-mexicanos_0_235776434.html

[2] Para la realización y presentación del proyecto, participaron Laura Miranda, Maricela Reyes, José Luis Gómez y Huitzi Catalán, entre otros.

Categorías:Teatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: