Plástica: Actos vandálicos Intervención Urbana

El proyecto de intervención: Ossário del artista brasileño Alexandre Orion 


 

El graffiti es una de las pocas herramientas que se tiene. Y si no se tiene, es casi nada. E incluso si no consigues una imagen que cure la pobreza en el mundo, puede hacer sonreír a alguien mientras está echando una meada.

Bansky


 

orion plastica

 Por: Antonio “Topoi” Alborez

Cuando hablamos de arte urbano pensamos en una manifestación artística  relativamente nueva, y de repente llegamos a confundir el arte urbano con los rayones y garabatos que encontramos en las paredes de nuestras ciudades. No podemos descartar estos actos (que hasta cierto punto podríamos llamar vandálicos) como parte del llamado arte urbano, es imprescindible mencionar y aclarar que a pesar de que se encuentran en un punto estético fuera del “Arte Clásico” e incluso sin sentido forma parte de la cultura popular con la que nos confrontamos a diario.

El paisaje urbano es una forma de ver el triunfo del hombre sobre la naturaleza, un  fenómeno social que permite a un grupo de personas sobrevivir ante la escasez de recursos naturales, el máximo representante de la evolución del hombre. Las construcciones que se encuentran en el paisaje urbano muestran el progreso de las civilizaciones, son, de cierta manera, lo que nos diferencia de los animales, representan orden, sincronización, estatus.

 orion_01_905

El habitante del espacio urbano requiere de la funcionalidad de su hábitat, y adapta estos espacios para su conveniencia o comodidad, lo modifica si es necesario, siempre en camino de la funcionalidad. Así mismo el espacio urbano requiere del cuidado del individuo para poder funcionar, requiere mantenimiento, cuidado y protección de aquel que lo quiera intervenir.

Como todas las manifestaciones artísticas, las intervenciones en espacios urbanos nacen a partir de la necesidad de expresar el sentimiento de la sociedad. Existen diversos tipos de intervenciones urbanas, siendo el graffiti uno de los más conocidos. Existen diversos tipos de graffiti, casi todos en función de una manifestación inmediata como el graffiti aforístico, que básicamente se trata de frases con discurso crítico, también existe, el stencil cuya finalidad es la reproducción, y también se encuentra el graffiti hip-hop, que utiliza principalmente imágenes. Estos tres tipos de graffiti también se dividen en otros estilos, como el tag o las bombas, que pertenecen al aforístico, o los retratos y personajes que pueden pertenecer al hip-hop, pero también existen varias combinaciones de estos, tal es el caso del graffiti delta, que se trata de una escritura que a su vez requiere del dibujo, puntos de fuga y calidades de imagen gráfica.

 orion_02_905

El graffiti con su carácter inmediato puede ser visto como una forma de irrumpir en la ley, ya que no solo interviene una pared, sino que también afecta a todo un sistema social, repercute dentro de lo establecido tanto materialmente como socialmente. El graffiti es de marginados, es un medio de expresión inaceptable que abre los ojos del pueblo y a su vez crea una estética del contexto en el que se desenvuelve. El artista del graffiti debe recorrer y estudiar no sólo el espacio que va a intervenir, también tiene la responsabilidad de reflexionar sobre el contexto en el que está realizando la obra, de tal manera que su creación esté de la mano con las necesidades del lugar en que se realice.

Si bien es cierto que muchas de las pintas que se hacen en las ciudades son actos puramente vandálicos relacionados con la marca de un territorio o por el simple hecho de rayar una pared, también hay graffiteros que llevan el papel a un punto más socialmente responsable, tal es el caso de Alexandre Orion, artista del graffiti brasileño que a partir de la experimentación y el trabajo constante encuentra una manera de hacer reflexionar al pueblo con sus imágenes.

orion_06_905

Recurriendo al stencil y al dibujo de luces y sombras a partir de la lata de aerosol, crea imágenes que a su vez reproduce para poder intervenirlas, también utiliza el registro fotográfico como herramienta de trabajo para la comprensión de sus creaciones, crea una imagen y la coloca en el espacio abierto para que conviva y fluya con el entorno. Sus obras van más allá del simple hecho de dibujar o pintar, muestran lo que sucede en el lugar, busca los íconos de la vida cotidiana y los muestra a través de imágenes, busca la esencia del espacio y lo pone a la vista, enfrenta al espectador a una realidad latente pero olvidada, incomoda a la sociedad al mostrarle lo que conoce pero olvida.

En el proyecto OSSÁRIO, Orion crea un graffiti no convencional, en una de las zonas más desarrolladas de Brasil utiliza las paredes de un túnel vehicular para generar sus imágenes, pero en lugar de utilizar latas de aerosol para generar la imagen, su única herramienta son unos trapos para limpiar el smog que está impregnado en las paredes. Con las estética del dibujo del graffiti, crea un mural formado sólo con cráneos, simbolizando una catacumba, mostrando una forma de muerte que para la vida cotidiana no es visible, pero está presente, argumenta el número de muertes que se dan gracias a la contaminación de los automóviles, y una de las formas de mostrarlo es en este espacio en el que, por su carácter cotidiano y por el movimiento rápido de los automóviles, parece ser invisible. OSSÁRIO es la muestra de la decadencia de la sociedad, no sólo se trata de la realización de la imagen, es un proyecto que indirectamente se convirtió en una protesta ante la falta de compromiso del gobierno y ante el interés del mismo por las actividades culturales ya que al haber avanzado considerablemente con el mural, y ser este acto de limpieza un fenómeno ilícito el gobierno comenzó a limpiar las paredes del túnel, no por el acto de limpieza de la zona, sino por el acto vandálico de Alexandre, lo que buscó el gobierno fue limpiar los garabatos. Al terminar de limpiar los garabatos se terminó con la limpieza, dejando igual lo que no había intervenido, por lo cual, Orion decidió terminar de dibujar en las paredes para que todo el túnel pasara por el tratamiento de limpieza.

 orion_10_905

Es así como Alexandre Orion crea su obra, observando lo que sucede en el contexto, creando a través de las técnicas del graffiti imágenes con técnicas no convencionales, coloca una plantilla en los escapes de los camiones para que el smog quede impregnado en tela, crea obra de gran formato en las fachadas de los edificios, compone imágenes a partir de rótulos de “se vende”, con un bote agujereado crea un recorrido de pintura blanca, utiliza las letras deformadas del graffiti para crear una obra de museo y limpia las paredes.

Sabemos que muchas de las creaciones callejeras si se crean a partir de un acto vandálico, no lo podemos negar ni evitar, pero si le podemos dar otro enfoque a las mismas, como un tipo de manifestación que va mas allá del simple hecho de rayar, como un grito silencioso que nos dice, aquí estoy, soy el mundo, soy la sociedad, soy el paisaje urbano, soy el hombre y merezco vivir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

http://www.alexandreorion.com/

Categorías:Plástica

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: