Musiqueando: Arcos musicales: la voz zumbona de los ancestros

Un arco musical es un cordófono elaborado a partir de una vara flexible de madera, que posee muchísimas posibilidades interpretativas. 


 

Por Edgardo Civallero

Un arco musical es un cordófono elaborado a partir de una vara flexible de madera de longitud variable (entre 30 cms. y 3 mts.), de sección igualmente variable (circular, elíptica, rectangular), y curvada por la tensión de una cuerda atada a sus extremos. En determinados casos, la pieza de madera se sustituye por un segmento de caña o incluso por una costilla animal. La cuerda puede ser de distintos materiales: desde cabello humano, crin o cerda hasta tendón, alambre, nylon o varias clases de fibras vegetales. Debido a que, de por sí, el sonido producido por este instrumento es muy débil, suele contar con un elemento amplificador asociado a él; el más sencillo y, por ende, el más popular, es la propia boca del intérprete, pero también sirve cualquier elemento a mano, como por ejemplo un hueco en el suelo, latas y otros recipientes, cajas, etc. Sistemas más complejos incluyen resonadores de calabaza, ubicados en distintas posiciones, apoyados de distintas maneras, sujetos mediante distintos medios y dotados de “bocas” o aberturas de formas y dimensiones variables.

El método de interpretación varía de unos modelos a otros. En el caso de los arcos de boca, el arco principal suele sostenerse con la mano izquierda, apoyado contra los dientes sobre la boca entreabierta, mientras que con la derecha puede pellizcarse la cuerda con el dedo o con la ayuda de un plectro; percutirse con una varilla; frotarse con una varilla (generalmente humedecida con saliva); o frotarse con un arco secundario ensalivado o enresinado. En ocasiones la mano izquierda, además de sujetar el instrumento, puede manejar una pieza de madera u otro elemento que permita tocar la cuerda y variar la altura del sonido producido, u obtener varios armónicos al rozar levemente la cuerda con las uñas. Los arcos musicales provistos de resonador pueden jugar con otras técnicas y recursos, como tapar y destapar la boca de la calabaza.

Foto 01. Arco kinkulkawe de los Mapuche. http://etnohistoria.naya.org.ar/htm/fotos/ins_kinkulkawe.jpg

Foto 01. Arco kinkulkawe de los Mapuche. http://etnohistoria.naya.org.ar/htm/fotos/ins_kinkulkawe.jpg

Se trata de un instrumento de construcción y ejecución sencilla, que posee muchísimas posibilidades interpretativas; quizás por eso el espectro de arcos musicales construidos y ejecutados en el mundo sea de una diversidad asombrosa. América Latina no es la excepción: están presentes prácticamente en todo el continente, desde el Caribe hasta la Patagonia y desde el Pacífico al Atlántico, salvo en zonas muy concretas (p.e. buena parte de la cordillera de los Andes). El origen de los arcos musicales latinoamericanos siguen siendo muy debatido; en general se cree que los arcos de boca frotados (con otro arco o una varilla) y algunos de los pequeños arcos de boca percutidos o pellizcados son de origen indígena, mientras que los arcos de boca más grandes y aquellos que cuentan con resonadores de calabaza o similares serían de origen africano o inspirados en ellos. Sin embargo, se trata de un “regla” llena de excepciones, huecos e incertidumbres.

En su mayoría, los arcos latinoamericanos son arcos de boca simples; los arcos de boca dobles, escasos en proporción, se encuentran únicamente en el Chaco y la Patagonia. Los arcos con resonadores de calabaza, por su parte, aparecen en las áreas de influencia de las comunidades de afro-descendientes, pudiendo distinguirse solo un puñado de variedades. Su tamaño no suele superar los 30 cms., con excepción de las variantes de origen africano (marimba, carángano, berimbau y similares). Son empleados sobre todo por culturas indígenas y comunidades afro-americanas, y en contextos rurales; salvo en el caso del berimbau brasileño y del carángano caribeño, su uso no se ha extendido entre la población mestiza, y continúa siendo un instrumento muy poco conocido en áreas urbanas.

Los arcos musicales indígenas son, mayoritariamente, instrumentos de uso masculino (con contadas excepciones, como el tauüntaü de los Piapoco). Su interpretación suele llevarse a cabo en espacios íntimos, privados; en algunas culturas son utilizados para enamorar (p.e. entre los Wichi y otros pueblos del Chaco) y para conectarse con el mundo de los espíritus, especialmente en el caso de los chamanes y los consumidores de ayahuasca (p.e. entre los Siona, Shipibo, Secoya, Achuar y Awajún). Como ocurre con muchos otros instrumentos musicales sudamericanos, el arco musical aparece en la mitología de algunos pueblos indígenas, como parte de sus leyendas (p.e. entre los Shuar). Los de origen africano, por el contrario, pueden ser interpretados por ambos sexos y cuentan con un repertorio público muy vinculado a ambientes festivos comunitarios y colectivos y, en ciertos casos (berimbau), a actividades extra-musicales en las que el instrumento tiene un rol simbólico muy importante.

En América Central cabe mencionar el chapareke de los Rarámuri o Tarahumara y el arco de los Nayeeri o Cora, los Wixárika o Huichol y los Tepehuan (México), el lungku de los Miskito (Honduras), el cocoa-lute de Granada y el curioso calorine o maringouin de Haití.

Foto 03. Arco piompirintzi de los Asháninka. http://www.ulb.ac.be/socio/tsemim/ctrphotashE.html

Foto 03. Arco piompirintzi de los Asháninka. http://www.ulb.ac.be/socio/tsemim/ctrphotashE.html

En Venezuela y Colombia destacan el tauüntaü de los Wenaiwika o Piapoco, el turumpse de los Yukpa (que posee un resonador de calabaza), el sokske de los Maraká, el beloil de los Hitnü o Macaguane, el célebre talirai, taliray o taliraai de los Wayúu, y el carángano (carángano de bolillo, currengue) y la marimba de boca (marimba de napa, arco de boca) de los afro-descendientes del Pacífico y el Caribe. Más al sur, en Ecuador, se encuentran el tumank, tsayantur o tamángue de los Shuar, los Waorani y los Cofán, el turumpa de los Quichua del Napo y los Quijo, el arco de los Siona y los Secoya, y el paruntsi de los Quichua andinos.

En Perú suenan el tsáyantar de los Achuar y los Shiwiar, el tumág de los Awajún o Aguaruna, el teeja de los Arabela (prácticamente desaparecido), el yóhirí de los Yora o Amahuaca, el jijiti de los Culina o Madija, el catiruhuu de los Sharanahua, el itsoncamitire o piompirintzi de los Asháninka, el tontórenzi de los Nomatsiguenga, el jonoronati de los Shipibo-Conibo (relacionados con los tradicionales dibujos quené), el hónoroate de los Ese’ejja, el kandiroé de los Cashibo-Cacataibo, el cauca, caucato, tautinko o trompaiboca de los Quechua de los Andes centrales, y el antiguo rucumbo de las comunidades afroperuanas costeñas, hoy casi extinto. Además, algunas fuentes mencionan el wánamigi de los Nocamán, el tiurumba de los Cocama, el trumpa de los Pánobo, el kanutitshunaniköga de los Omagua, el ori u oxri de los Ticuna, el tin de los Záparo, el tomangu de los Maka, y el josokopi o yosokopi de los Piro.

Foto 04. Detalle de arco latajkiaswolé de los Wichi. Edgardo Civallero

Foto 04. Detalle de arco latajkiaswolé de los Wichi. Edgardo Civallero

Brasil es famoso por el berimbau, berimbau-de-barriga, urucungo, bobo o bucumba, arco con resonador de calabaza y cuerda percutida empleado, por ejemplo, para acompañar la práctica de la capoeira.  Entre sus pueblos indígenas también aparecen arcos musicales: tal es el caso del koxota de los Maxakalí.

En Bolivia se localizan el laataj kyaswoo leen o latajkiaswolley de los Weenhayek o Wichi, el kawayu juwey de los Tapieté y el mapuip de dos cuerdas de los Moré o Iténez. En Paraguay, por su parte, hay que mencionarel cayuave, kajuave o kaiuave de los Chorote o Yofwaja, los Guarayo, los Mbyá y los Lengua, el gualambáu de los Mbyá y los Paí Tavyterá (derivado del berimbau, con un resonador de calabaza, que ha pasado a la música folklórica paraguaya), el guyrapa-í o yvyrapa’i de doble arco de los Kaiowá y los Chiripá, y el ielataj choss o ielatas de los Wichi. Ciertas fuentes sugieren que los Aché-Guayakí habrían usado el arco de caza (rapá) como instrumento musical.

En Argentina se emplean el latajkiaswolé, onjwól o ielataj chos de los Wichi, el alentakiassiwóle de los Chorote o Yofwaja, el luséch de los Chulupí o Nivaklé, el  kinkulkawe Mapuche (todos ellos arcos dobles) y el koólo Tehuelche. El kinkulkawe se interpretan también entre los Mapuche de Chile junto al paupawén o chinko de arco simple.

Por último, en Uruguay se cita un arco musical que habría sido utilizado por los Charrúa y que sobrevivió en la campaña hasta mediados del siglo XX.

Foto 07. Marimba de napa colombiana. http://www.youtube.com/watch?v=KI_sZ7H9R7c

Foto 07. Marimba de napa colombiana. http://www.youtube.com/watch?v=KI_sZ7H9R7c

Para leer

  • Bermúdez, Egberto (1985). Los instrumentos musicales en Colombia. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.
  • Cavour, Ernesto (1994). Instrumentos musicales de Bolivia. La Paz: E. Cavour.
  • Coba Andrade, Carlos (1992). Instrumentos musicales populares registrados en el Ecuador. Quito: Ediciones del Banco Central.
  • Chávez, Margarethe et al. (2008). Instrumentos musicales tradicionales de varios grupos de la selva peruana. Lima: Instituto Lingüístico de Verano.
  • Frungillo, Mário D. (2003). Dicionário de percussão. São Paulo: UNESP.
  • Hurtado Duéñez, Nina (2007). Instrumentos musicales indígenas del Amazonas venezolano. [Tesis]. Caracas: [s.d.]. http://www.acnilo.org/Demo/index.htm
  • Mullo Sandoval, Juan (2007). Música popular tradicional del Ecuador. Quito: IPANC.
  • Pérez Bugallo, Rubén (1996). Catálogo ilustrado de instrumentos musicales argentinos. Buenos Aires: Ediciones del Sol.
  • Pérez de Arce, José (1986). Cronología de los instrumentos sonoros del Área Extremo Sur Andina. Revista Musical Chilena, 15 (166), pp. 68-124.
  • Szarán, Luis (1997). Diccionario de la música en el Paraguay. [Online]. http://www.luisszaran.org/DiccionarioPrologo

Para oír

Para ver y oír

  • Arco latajkiaswolé de losWichi en la comunidad de Tres Pozos (provincia de Formosa, Argentina).
  • Arco latajkiaswolé de losWichi en la comunidad de Colonia Muñiz (provincia de Formosa, Argentina).

http://vimeo.com/49255449

  • Marimba de napa en las islas del Rosario, Caribe colombiano.

Categorías:Musiqueando

Tagged as:

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: