Fútbol, entre el Crimen y la Resistencia

El presente trabajo se centrará en dos niveles, uno será la forma en que los sectores hegemónicos han utilizado el futbol para cometer y justificar crímenes de lesa humanidad. En otro nivel se presentarán las formas que la otredad encuentra en este deporte una forma de lucha contra la dominación.


 

Ilustración: Lú Soriano.

Ilustración: Lú Soriano.

Por: Rafael Ugalde Sierra

Generalmente el futbol se visto desde una percepción ligada a favor de las clases dominantes, en especial se le considera como una distracción para los dominados; no obstante también ha sido espacio para la resistencia y recreación de las y los excluidos. Es necesario mirar el balompié desde diferentes aristas, en especial reconocer que lo social, cultural, económico y político son transversales.

El presente trabajo se centrará en dos niveles, uno será la forma en que los sectores hegemónicos han utilizado el futbol para cometer y justificar crímenes de lesa humanidad. En otro nivel se presentarán las formas que la otredad encuentra en este deporte una forma de lucha contra la dominación.

Los orígenes institucionalizados datan de mediados del siglo XIX en las escuelas y universidades inglesas, en especial en la de Cambridge; había pasado de ser una expresión deportiva non grata por las personas pudientes, incluyendo a la corona, a un deporte popularizado entre niños y jóvenes de la época.

Jorge-Rafael-Videla-Muindial-Reuters

La foto de Videla en el Mundial 78 fuente: Reuters

Sin embargo:

“A la burguesía no le interesó, no le ha interesado, el futbol; le interesaba el poder que pudiera controlar la corporeidad desenfrenada de los jóvenes. No le interesaba para nada los niños o jóvenes que jugaban al fútbol, le interesaban los mecanismos de control, de vigilancia y disciplina que desde las public schools se podían ejercer sobre ellos con fines económicos y políticos.” (Martínez: pag.340)

Las embarcaciones británicas llevaron el nuevo deporte a los puertos sudamericanos, principalmente a Brasil, Uruguay y Argentina; no como intercambio cultural, sino como forma de diversión y tiempo esparcimiento de los marineros. Quienes posibilitan la institucionalización del fútbol en aquella región son las empresas inglesas, conformando equipos con naturales de Inglaterra; es decir, los poderosos sólo podían jugar Football. Pero es en estos puertos donde se comienza a jugar un estilo muy diferente al inglés, el cual es practicado por los habitantes de estas zonas, personas que generalmente no van a la escuela, inmigrantes, obreros, anarquistas y negros.

Quienes viven en las favelas y conventillos adoptan al fútbol como un deporte que ellos también pueden practicar, pero con diferente dinámica y concepción del espacio, puesto que estos lugares son pequeños, nada comparado con los grandes campos en donde juegan los marineros y empresarios europeos; por lo tanto fue necesario desarrollar un estilo de juego basado en mayor movilidad, juego de cadera y pases cortos.

En Brasil se había dado la calidad de ciudadanos a la población afrodescendiente, sin embargo no se les brindaba los mismos derechos que al resto de la población, se continuaba una cultura de exclusión y discriminación; este grueso de la población se inserta en las filas del desempleo, una parte se vuelven obreros, otros tantos al campo, a la realización de artesanías y a la servidumbre de las casas de las personas ricas. De la población negra nacía el capoeira como forma de defensa y cultura; muchas agrupaciones capoeiras denominadas maltas se unieron al movimiento anarquista tras la crisis exportadora de 1903-1904. La represión del Estado fue brutal contra esta rebelión; no obstante estas agrupaciones de excluidos son quienes resignifican al balompié como espacio político de reencuentro y compañerismo. De estas clases populares se afianzará un estilo de juego brasileño, mejor conocido como el “jogo bonito”.

En Argentina y Uruguay lo juegan los obreros, inmigrantes y habitantes de los barrios pobres; dinámica muy distante de las tradiciones de las  Argentine Football Association y la Uruguay Association Football League en donde se seguían los cánones europeos, ya que se prohibía hablar español en las reuniones de directivos o sólo  se permitía jugar los sábados porque así era la tradición en las Islas Británicas. “Lindo viaje había hecho el fútbol; había sido organizado en los colegios y universidades inglesas, y en América del Sur alegraba la vida de gente que nunca había pisado una escuela.” (Galeano; 2008, pág. 34). No era de esperarse que este estilo de jugar dominara el escenario mundial durante décadas, incluso por encima del europeo.

Niña zapatista

Fuente: Sitio Oficial Inter de Milán

No sólo los ingleses creían que el fútbol era para seres superiores en los orígenes de este deporte, posteriormente Mussolini aprovecho la realización del mundial en Italia en 1934 para justificar la superioridad fascista. La selección italiana ganó la copa mundial en esa emisión y la siguiente en 1938 realizada en Francia, un golpe político que sólo sirvió para los objetivos ideológicos de Il Duce. Durante la Segunda Guerra Mundial se suspendió el campeonato  internacional de fútbol, pero aún se jugaba en los países europeos, como es el caso del Dinamo de Kiev (Ucrania), equipo que se enfrentó en 1942 a una representación Nazi. Los jugadores alemanes no fueron capaces de ganar a un equipo que consideraron “untermenshchen” (infraumano). Tras la victoria los jugadores de Kiev fueron ejecutados. La URSS durante mucho tiempo reconoció este momento histórico como un símbolo de resistencia contra la ocupación alemana.

En esa misma tónica de autoritarismo, el “Generalísimo Franco” encontró al equipo que fue su representación fascista en el ámbito futbolístico, ese fue el caso del Real Madrid que fue la agrupación imbatible durante la segunda mitad de la década de los 50’s. Por el otro lado, de quienes habían sido derrotados, esas minorías que eran excluidas y negadas también encontraban resistencia en las canchas. Durante la Guerra Civil Española los equipos Euzcadi y el Barcelona hacían giras por América y Europa para recaudar fondos para la República, además de defender la cultura y la identidad catalana y vasca, respectivamente.

También a nombre del fútbol se han cometido han cometido atrocidades, como fue el caso de la llamada Guerra del Fútbol, en donde se enfrentaron Honduras y El Salvador en una conflagración bélica durante 100 horas, iniciando el 14 de julio de 1969. “El balance: seis mil muertos, veinte mil heridos. Alrededor de cincuenta mil personas perdieron sus casas y sus tierras. Muchas aldeas fueron arrasadas”. (Kapuscinski: 1992)

Todo inició cuando las dos selecciones se disputaban el paso al mundial de México 1970, el tercer partido se realizó en tierra mexicanas el 27 de junio, el resultado fue favorable para la selección salvadoreña. Alrededor de las 6 pm., inició la guerra. Las verdaderas causas se encuentran en la situación migratoria, campesina y de dominio terrateniente en los dos lados de la frontera. El Salvador era considerado como la “propiedad” de catorce familias latifundistas, muchas familias campesinas habían decidido cruzar la frontera hacia Honduras, en donde existían mayores extensiones de tierra. Los campesinos hondureños solicitaban más tierras para sus cultivos, lo cual significó que la dictadura militar de aquel país despojara a las familias salvadoreñas de sus propiedades, ya que las mayores extensiones pertenecían a la United Fruit Company. La dictadura salvadoreña temió una revuelta campesina al ser deportadas las familias que vivían del otro lado de la frontera. Las relaciones diplomáticas se rompieron y dieron como resultado la guerra arriba mencionada.

Zapatistas Inter

Fuente: Sitio Oficial Inter de Milán

El fútbol también sirvió para ocultar violaciones a derechos humanos, tal fue como sucedió en el Mundial celebrado en Argentina 1978. La Dictadura militar, una de las más atroces y violentas sufridas en aquel país, necesitaba legitimarse y mostrar una imagen al exterior, puesto que las voces de familiares de personas desaparecidas, torturadas, asesinadas y encarceladas hacían eco a nivel internacional. Los generales Videla y Massera requerían que la población olvidara los crímenes de lesa humanidad que se estaba desarrollando en aquel entonces. Uno de los artífices de este campeonato futbolístico fue Alberto Lacoste, quien organizó el Ente Autárquico Mundial de Fútbol 1978 (EAM), con lo cual logró enriquecerse exponencialmente a través de fraudes y lavado de dinero. Tales “proezas” le valieron que obtuviera la Vicepresidencia de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) , aun desarrollándose la misma disputa futbolística. Mientras se celebraba la final  del campeonato en el Estadio Monumental, a pocos kilómetros, en la Escuela Superior de Mecánica Armada (ESMA), se realizaban  crueles torturas contra ciudadanos argentinos identificados como opositores   a la Junta Militar.

No obstante, algunos jugadores actualmente han apoyado a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo a encontrar a personas desaparecidas durante aquel período de la represión; tales son los ejemplos de Carlos Téves y Juan Sebastián Verón, seleccionados argentinos, abiertamente han expresado apoyo y admiración para las Madres y Abuelas de desaparecidos, además de participar en campañas para la recuperación de niñas y niños robados a opositores y entregados a otras familias, incluyendo militares. Diego Armando Maradona también ha brindado solidaridad a las madres y abuelas, en especial durante el Mundial de Sudáfrica 2010, Estela de Carlotto (presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo) y Maradona tuvieron un encuentro en uno de los entrenamientos de la representación argentina. En el partido antes de viajar al país africano, la selección de Argentina, que dirigía “El Diego”, mostró una manta en donde se leía “Apoyamos a las Abuelas de Plaza de Mayo para el Premio Nobel de la Paz”. El “Diez” también se ha caracterizado por sus comentarios contrarios al Área de Libre Comercio (ALCA) y al expresidente estadounidense George W. Bush, además de mostrar solidaridad agrupaciones y gobiernos de izquierda. (Martínez: 2010)

La actualidad también aporta expresiones de rebeldía y resistencia a través del balompié, el EZLN  en México, es el claro paradigma al respecto. En 1999 un representativo sostuvo un encuentro amistoso con exjugadores, entre ellos el exdirector nacional Javier “El Vasco” Aguirre”; posteriormente en 2005 el Subcomandante Insurgente Marcos (hoy Subcomadante Insurgente Galeano) invitó a un partido al equipo FC Internazionale de Milano, mejor conocido como el Inter de Milán, a través de su presidente Massimo Moratti, tal encuentro no se ha concretado. El jugador profesional argentino Javier “Pupi” Zanetti ayudó a la vinculación entre el equipo de San Siro y en el “Ezeta”, en donde se propone que el árbitro sea Diego A. Maradona. Aunque no se llevado a cabo tal juego, tal vínculo ha posibilitado el apoyo del equipo nerazzurra con euros, equipo y capacitación a niñas y niños indígenas de zonas zapatistas.

Zapatista Inter

Fuente: Sitio Oficial Inter de Milán

Existe la incertidumbre de cómo se desenvolverá el Mundial de Brasil, en pleno ambiente de protestas populares contra los gastos excesivos del erario público y aumentos  en los precios de los servicios públicos,  como consecuencia de la inversión realizada para la ejecución de este certamen futbolístico; aunado a ello se encuentran la brutalidad policiaca contra quienes participan en las manifestaciones y la política de limpieza social en las favelas cercanas a las sedes mundialistas.

¿Las protestas lograrán detener el Mundial?, ¿Pararán algunos partidos?, ¿Habrá manifestaciones al interior de los estadios?, ¿Futbolistas profesionales se pronunciarán al respecto?. Estas son algunas preguntas que se responderán a lo largo de la jornada mundialista. De cómo se de la dinámica entre la concepción de futbol entre las grandes empresas e instituciones beneficiadas con el campeonato y quienes padecen el gasto excesivo para ello.

Bibliografía:

Brisa, El poder del fútbol y las enseñanzas de los zapatistas, Desinformémonos, febrero 24 de 2013.  http://desinformemonos.org/2013/02/el-poder-del-futbol-y-las-ensenanzas-de-los-zapatistas/

Espinosa, Francisco, El futbol y los zapatistas, un vínculo italiano que involucró al “Vasco” Javier Aguirre, Sin Embargo, Agosto 18 de 2013.  http://www.sinembargo.mx/18-08-2013/723629

Faija, Sabrina, El Mundial 78: cuando la dictadura puso al fútbol al servicio del terror, Argentina, El Clarín, Mayo 17 de 2013. http://www.clarin.com/deportes/MUNDIAL_0_920908213.html

Galeano, Eduardo, El fútbol a sol y sombra, México, Siglo XXI, Cuarta edición aumentada 2008, 297 pp.

Kapuscinsky, Ryszard, La guerra del fútbol y otros reportajes, Barcelona, Anagrama, Quinta edición 2008, 252 pp.

La Nación, Murió Carlos Alberto Lacoste, el militar que organizó el Mundial 78, La Nación, Argentina,  Junio 25 de 2005. http://www.lanacion.com.ar/613274-murio-carlos-alberto-lacoste-el-militar-que-organizo-el-mundial-78

 Martínez, Samuel (Coord.), Fútbol-espectáculo, Cultura y Sociedad, México, Afinita Editorial, Universidad Iberoamericana Ciudad de México, 408 pp.

Pougatch, Mark, Remembering football’s Death Match, BBC Sport, Inglaterra, Junio 27 de 2012. http://www.bbc.com/sport/0/football/18609772

Santos, Marlen, Con mucho gusto colaboraré en el partido Inter-EZLN: Aguirre, La jornada, México, Julio 17 de 2005. http://www.jornada.unam.mx/2005/07/17/index.php?section=deportes&article=a25n1dep

Vinnai, Gerard, El futbol como ideología, México, Siglo XXI, 1974, 153 pp.

1 reply »

  1. Excelente trabajo,

    En mi opinión se ha prostituido al fútbol de una forma vulgar, se ha utilizado de forma global para distraer a las masas, en nuestro país da tristeza ver a los equipos “grandes” convertidos en marionetas, es triste mirar al America un equipo sin tradición, sin identidad, un equipo que gracias a la televisión y su poder sobre las masas,es convertido en uno de los mas grandes de México. Con un eslogan que refleja lo que realmente es este club de fútbol “ódiame mas” una estrategia bien planeada por un grupo de empresarios que sabiendo la ignorancia y el poco interés que tiene el pueblo por saber de donde o por que es grande este club, lo muestran como un reality show en su cadena televisiva.

    Mas triste es mirar al Guadalajara, el equipo del “pueblo”. Un equipo de tradición un equipo con identidad nacional Y con una basta e incomparable historia, en manos de un mercenario que se esta llevando a la bolsa la fe del pueblo, que se devora la grandeza de chivas,

    Creo en el fútbol, creo en aquellos que hicieron de este el deporte mas querido y practicado en el mundo.

    Desafortunadamente quien jala los hilos hoy en día de este maravilloso deporte tiene otros intereses y no el amor a los colores, a la camiseta, o a enaltecer el club…

    a tus incógnitas, creo que no habrá forma de impedir el mundial, hay muchos intereses económicos de por medio que no permitirían esto, manifestaciones si, la gente se ara sentir pero no el interior de los estadios, en las calles donde no les estorben a los poderosos que quieren que la fiesta en Brasil no tenga incidentes y reporte saldo millonario para ellos, y lo de los futbolistas… no lo creo ellos tienen un sueldo y no podrían manchas la fiesta de los poderosos.

    Gospell Noguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: