Entrevista con el maestro Ángel Minjarez

Su vida: una pasión por el jazz

IMG_2881[1]

Rafael García

Me encuentro caminando sobre la calle de López en el Centro Histórico de la Ciudad de México, ¿El motivo? llegar al domicilio del maestro Ángel Minjarez, con quien platicaremos acerca de su carrera. Mientras llega la hora de la cita, me detengo en la esquina de la calle de López y Ayuntamiento a disfrutar del aroma que emana de unos locales comerciales dedicados al café y sin mas me meto a uno de ellos a disfrutar una taza de buen café, mientras lo hago, admiro las fachadas de algunos edificios, la mayoria de ellos construidos al estilo Art decó, escuela europea que surge en los años 20 del siglo pasado. Termino mi café y me dirijo al domicilio de Don Ángel . Ya en su domicilio me recibe muy amable y me invita a pasar al salón donde imparte clases de música.

Pero ¿Quién es Ángel Minjarez?

Él nació en Muchicáhui Sinaloa, México, el 2 de octubre de 1935 y desde los ocho años empieza o se inicia en la música. Pero mejor que él mismo nos platique como inició en esta bella profesión:

Tarolero de ocho años.

 De niño me gustaba mucho ir a la plaza del pueblo, ahí todos los domingos tocaba la banda del  pueblo y me pasaba las horas viendo y escuchando ,pero lo que más me llamaba la atención era la tarola, en mi casa me la pasaba tocando con la tarola de mis hermanos, pues ellos tenían su banda también. Así llegó el gran día ,fui como de costumbre a la plaza a escuchar a la banda, y para mi buena suerte, aquel día faltó el tarolero y sin más me acerqué al maestro director de la banda y le pedí que me dejara tocar la tarola, me dijo que no pero insistí y logre convencerlo, de tanto que la escuchaba ya me sabía el repertorio y fue así que debute con un tema que se llama “ la metralla “y así fue como me integré a la banda. Pero había un inconveniente: mi edad. Solo tenía ocho años y pues el problema era cuando tocábamos en los bares, no me dejaban entrar y pues me tenían que esconder, así pasaron dos años y mis hermanos que ya tenían su orquesta, me pusieron a estudiar el saxofón, dos años después me integre a la orquesta de mis hermanos y continuaba con mis estudios y trabajando al mismo tiempo.

Nace la Orquesta Mazatlán de los hermanos Minjarez

Recuerdo que en una ocasión nos contrataron para una gira de varios meses en Mexicali Baja California, el problema ahí, fue que las autoridades no me permitieron trabajar y tuvieron que dejar encargado con una tía que tiene todavía un rancho por allá, fueron dos años que deje de tocar, pero aun así ,seguía practicando mi saxo y mi tarola y al ver mi tía que no dejaba la música, me envío de regreso a mi pueblo para que siguiera tocando, ya estando ahí, me llamaron para tocar en una banda de la tribu Yaqui, ellos tocaban en los pueblos los fines de semana y acepte ir pero yo quería seguir estudiando y me fui a los mochis, ahí me encontré de nuevo con mis hermanos, ellos tocaban con la orquesta “Bahía” y al cerrar el lugar donde tocaba esa orquesta mis hermanos y yo decidimos hacer nuestra propia orquesta, así nació la “Orquesta Azul” y empezamos a tocar y hacer ruido, ya los periódicos hablaban de nosotros y decidimos cambiarle el nombre a la orquesta, ahora se llamaría “Orquesta Mazatlán de los hermanos Minjarez “ y competíamos contra la orquesta de Manuel García y cada que terminábamos había golpes entre las dos orquestas, solo que yo era el más chico y no me metía, tampoco el baterista de la otra orquesta, ahí nos quedábamos viendo cómo se peleaban, nos hicimos muy buenos amigos, él es Ángel Valdez un gran saxofonista muy reconocido.

IMG_2879[1]

Sus inicios en el jazz con el maestro Manuel Pelayo

Tiempo después nos contrataron para ir a tocar a un lugar de variedades que se llamaba “El patio” como el de aquí de la capital, solo que este se encontraba en Nogales, Sonora. Ahí estuvimos un año aproximadamente. Ahí empecé a escuchar el jazz y me fascinó el sonido, la forma de tocar el saxo, fue el maestro Manuel Pelayo quien me inicio en el jazz. El tocaba el piano en ese lugar y fue el compositor del vals “ Morir soñando “.

Ya de regreso a Sinaloa, seguimos un tiempo más con la orquesta, incluso nos contrataron para una gira por Arizona, estados Unidos, allí seguí escuchando jazz y me terminé de enamorar de esta música, Regresando a Sinaloa seguimos trabajando y se unió a la orquesta un trompetista de nombre Alfredo, pero no recuerdo su apellido, nos hicimos muy buenos amigos y me invito a que estudiáramos música en la Universidad.

Multi instrumentista

Fue así que llegamos a la Universidad Juárez en Durango, ahí estudié mi carrera y me especialicé en el saxofón y posteriormente estudié el fagot con un maestro holandés que incluso me estaba tramitando una beca para estudiar para director de orquesta. Solo que falleció estando en Amsterdam, Holanda. Sufrió un accidente y murió. Me quedé muy triste, así que decidí irme a la capital, donde me contrataron para trabajar en el Hotel Camino Real para tocar en una banda de jazz. Así empecé a relacionarme y a conseguir trabajo como arreglista.

Arreglista y director musical

Trabajé en varias orquestas tocando para los programas del canal dos de televisión, hice arreglos para los temas de varias telenovelas, incluso dirigí las orquestas para acompañar a varios artistas como: Angélica María, Alberto Vásquez y otros tantos más, a este último lo recuerdo más porque fui el arreglista y director musical en algunas de sus grabaciones.

Banda de jazz “Fuego Lento”

Pero como lo mío era y es el jazz, formé mi banda de jazz, que con el tiempo también integró mi hija Tere, como cantante. La banda se llamó “Fuego lento “hicimos algunas grabaciones, pero el baterista falleció el año pasado y pues teníamos ya muchos años tocando juntos, así es que decidimos dejar la banda como un homenaje a nuestro entrañable amigo. Con esta banda nos fuimos de gira por Los Ángeles California y New York y a España,Italia,Francia y Alemania.

Actualmente el maestro Ángel Minjarez imparte clases de piano, saxofón, clarinete y flauta transversa en su domicilio. Me despido del maestro dejándolo con un gesto de alegría, al mismo tiempo una mirada que refleja nostalgia, nostalgia por aquellos tiempos. Me despide con una sonrisa sentado en su mecedora invitándome a que lo visite más seguido. Salgo y paso de nuevo a tomar una taza de café, veo el edificio donde vive y a la gente que despreocupada va y viene caminando por la acera, frente al hogar de un músico, de un jazzista mexicano.

Categorías:Entrevista, Jazz, Músicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: