Letras: Julio Cortázar: el único perseguidor

Julio Cortázar, argentino, nacido en Bruselas (1914) muerto en París (1984) a causa de la leucemia, desarrolló un estilo en el que la mente protagoniza doble papel. Su técnica: el surrealismo. Una habilidad que pocos dominan por la complejidad que el pensamiento requiere para entenderla.

961064_10152092516889677_751636137_n

Karen Soto

¿Qué es la realidad? ¿Por qué despertar de los sueños? ¿Por qué nuestro cuerpo se desprende como humo justo en el momento en el que todo es luz (o sombra)?
Johnny Carter, protagonista del cuento El perseguidor (1959), posee a diferencia de la mayoría de las multitudes la cualidad de desmembrar el tiempo y el pensamiento. Su cuarto de hora en minuto y medio es por muchos inadvertido: la vida vaga entre segundos y minutos de los que n estamos consientes. Son unos ríos de suaves aguas que nos arrullan y sedan mientras nos acercamos a la muerte.

En la vida real desconozco el número de personas que vagan como fantasmas, que ignoran si han pasado tres segundos y tres días. La realidad se les planta y se les escapa. Johnny, en cambio, no pierde detalle de los eventos importantes (que, como siempre, son los más sencillos). Solo en momentos de calma, como en su viaje por metro, o en estado de éxtasis, como cuando toca el saxo creando música, el tiempo pasa a ser una materia capaz de ser tomada en las manos, capaz de ser transformada a placer del humano correspondiente y reaparecer en algún evento del pasado o del futuro en el cual, sin duda, el alma es elevada y expuesta en sus estados más puros: amor, tristeza, odio…

10338900_10152092516909677_1055133760_n
La relatividad de todos los elementos de la vida agobiaba al pobre Johnny, más ¿quién es el hombre extraño? ¿El que decide ignorarlos? ¿O el que los hace suyos? ¿Por qué es entonces que los minutos felices se hacen agua y los minutos de dolor se transforman en miles de horas interminables de sufrimiento? Es necio el que se niegue a creer que la existencia está en el recuerdo. Si tú mueres, dejas de existir físicamente, pero cada vez que una persona hable de ti, bien o mal, estarás parado a un lado de él, mirándolo sin certeza.

Julio Cortázar, argentino, nacido en Bruselas (1914) muerto en París (1984) a causa de la leucemia, desarrolló un estilo en el que la mente protagoniza doble papel. Su técnica: el surrealismo. Una habilidad que pocos dominan por la complejidad que el pensamiento requiere para entenderla. No debe asombrar que él y sus libros sean un estandarte del desarrollo latinoamericano. Como la mayoría de los literatos, enfocado en la igualdad social. Sin embargo, por el contexto en que sus obras fueron presentadas, algunos textos fueron erróneamente tachados de “no comprometidos con la causa social”; es aquí donde una vez más entra en juego la importancia de la literatura en la sociedad. ¿Qué debe contener para considerarse comprometida con la lucha social? ¿No es la misma creación una revuelta de libertad y coraje? En este cuento plagado de reflexión e inteligencia, Cortázar se divide y automáticamente se transforma en dos perspectivas principales: la incredulidad y la razón a un nivel superior al cotidiano. Johnny, el perseguidor del tiempo y de la realidad, el que no se conformaba con las explicaciones repetidas de su razón, él y solo él era el más cuerdo.

10327311_10152092518334677_79973753_n
Me atrevo a mencionar que en su obra él trató de lograr que sus lectores abrieran las puertas de la percepción a lo que hay detrás de la cotidianeidad, que, asombrados, clamaran: ¡Es cierto! ¡Es cierto! ¡Así es la realidad!

En Historias de cronopios y de famas (1962) Julio Cortázar ordenó la naturaleza del hombre y tomó la sabia decisión de dividirla en tres: famas, esperanzas y cronopios. ¿Qué es lo que decides ser? ¿Un mediocre? ¿Un neurótico? ¿O un humano libre?

Categorías:Jazz, Letras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: