¿Qué pasa en Venezuela?

madurocarabobo113721072841

Ernesto Arriaga

La gran crisis económica que enfrenta hoy Venezuela, con una tasa de inflación anualizada del 57.3%, y una escasez de productos básicos, ha germinado una crisis política tanto en las calles venezolanas como dentro de los partidos políticos de aquel país. La violencia en las calles ha causado la muerte de al menos 32 personas y 486 heridos.

Desde febrero de este año, sectores opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro realizaron movilizaciones en respuesta a la insuficiencia de productos básicos y a la ineficacia del mandatario venezolano por no crear medidas efectivas ante el problema económico que acontece en aquel país.

Estudiantes universitarios y partidos opositores como Mesa de la Unidad Democrática (MUD), han expresado su desacuerdo e inconformidad con el gobierno de Maduro desde que éste se convirtió en presidente en 2013. Tras esta coyuntura, grupos opositores han llamado a la protesta social en las cuales los brotes de violencia entre sectores radicales del chavismo y los sectores de la oposición han cobrado la vida de al menos 32 personas, destacando la muerte de: Génesis Carmona, Miss Turismo de la ciudad de Carabobo y estudiante de Ciencias Sociales en la Universidad Tecnológica de aquella entidad, Adriana Urquiola, mujer de 28 años que tenía 5 meses de embarazo y que murió a consecuencia de una bala perdida cuando atravesaba una barricada en el estado venezolano de Miranda.

Estos brotes de violencia entre sectores a favor del gobierno de Maduro y la oposición, han cimbrado y dividido a los partidos políticos venezolanos. Pugnas de poder en el partido de Nicolás Maduro han causado dudas acerca de su liderazgo. De un lado, Maduro, personaje de confianza y mano derecha durante el gobierno de Hugo Chávez; asumió la presidencia en abril del 2013 mediante su triunfo en las elecciones presidenciales; del otro lado está Diosdado Cabello, del ala militar, personaje de confianza de Chávez, según la edición 1949 de la revista mexicana Proceso, Cabello fue partícipe de la “intentona golpista que encabezó Chávez el 4 de febrero de 1992”. Estos dos personajes se disputan el liderazgo del partido chavista. Más aún, tanto dentro del mismo partido como en los enfrentamientos callejeros se observa un ala moderada y un ala radical, ésta última con un alejamiento ideológico claro de actual presidente.

De lado de la oposición, el partido Mesa de la Unidad Democrática (MUD), presenta también algunas grietas en su liderazgo. Por un lado se encuentra Henrique Capriles, competidor junto con Maduro en las elecciones presidenciales del 2013, perdiendo por 1.49 puntos de diferencia e impugnando el resultado, Capriles se mostró “tibio” frente a las protestas y manifestó desacuerdo frente al desarrollo y violencia de la protesta social, esto le causó discrepancias con el ala más conservadora representada por Leopoldo López y María Corina Machado.

López fue detenido el martes 18 de febrero acusado de incendios, daños, instigación a delinquir, asociación delictuosa, entre otros, ocurridos al término de la marcha del miércoles 12 de febrero. López actualmente continúa preso.

La diputada María Corina Machado junto con Panamá, organizaron un debate sobre la crisis económico-social que acontece en Venezuela y pidió al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que hubiese un punto de discusión sobre la situación venezolana, pero la discusión fue excluida con 22 votos a favor, tres en contra y nueve abstenciones, con participaciones de países como Nicaragua, Brasil, Bolivia, Argentina, y los países del Caribe.

Estos dos diputados conservadores buscan el desmantelamiento y la renuncia del gobierno del presidente Maduro, para esto se basan de protestas sociales, aunado a la ayuda mediática proveniente de los medios informativos de Estados Unidos, que también va asociado a la iniciativa de ley propuesta por demócratas y republicanos sobre sanciones al gobierno venezolano y restricciones en la compra de petróleo y limitaciones de visas, así como la prohibición de transacciones en instituciones financieras. De pasar estas sanciones se agudizaría la crisis económica en Venezuela.



Ante esta crisis que azota al estado venezolano, una salida pacífica en este momento se ve lejana. Es pertinente que ambos dirigentes, tanto del sector gubernamental como de la parte opositora, se siente a discutir los puntos que flaquean a la nación de manera muy minuciosa y separen partidos y espectros ideológicos, todo por el bien de una sociedad con hambre de paz.

 

Categorías:Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: