La última y nos vamos…

Museo de las relaciones rotas

Se trata de soltar lo que en algún momento de su vida los hizo felices y les dejo un aprendizaje…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Carlos Rodríguez

Es una mañana calurosa en el Distrito Federal cuando mis pasos me llevan del norte de la ciudad hasta la colonia Roma en la delegación Cuauhtémoc, desciendo del metrobús de la línea 1 en la estación Durango y enfilo mi caminar hacia la calle Colima núm. 145 donde se encuentra el Museo del Objeto conocido como MODO, inmueble que fue construido en 1906 y está clasificado como Art Noveau (Arte nuevo, joven, libre) y en el 2010 fue inaugurado como museo dedicado al diseño y la comunicación.

El museo alberga la una exposición interesante y emotiva llamada El Museo de las Relaciones Rotas el cual nació en Croacia sus creadores son Olinka Vistica y Drazen Grubisic, la cual muestra una temática de los objetos que en su momento tuvieron un significado en las relaciones humanas, ha recorrido el mundo desde el 2006 recolectando sentimientos, momentos, recuerdos, historias.

La gente entra al lugar con miradas curiosas pero animados a descubrir que hay detrás de estas paredes, llegan jóvenes y adultos por igual, parejas de novios, solteros y familias, La exposición está dividida en 5 salas donde se muestran los objetos y cada sala se llena de gente que se queda atónita por la variedad de objetos que se muestran, no hay un orden de inicio ya que los objetos no son catalogados por importancia, ya que todos son relevantes y no todos tratan de relaciones de noviazgo o matrimonio.

Hay muchos objetos y cada uno contiene una historia contada por sus protagonistas, no se trata de mostrar el sentimiento de tristeza que dejó cada una de las relaciones que se disolvieron, sino de soltar lo que en algún momento de su vida los hizo felices y les dejo un aprendizaje.

Entre los objetos que llamaron mi atención se encuentra un espejo retrovisor de un auto proveniente de Croacia, un bracket dental en una bolsa ziploc miniatura y calleras para pesas de México, una bolsa con ropa que fue guardada durante 15 años también de México, una grabación titulada Mi soldado de Eslovenia entre otros.

Las salas están adecuadas perfectamente para que no se pierdan ningún detalle de cada uno de estos objetos y cada uno tiene su explicación detallada de cada una de las historias. El recorrido lo pueden realizar en un par de horas que se pasan volando, ya que es muy emotiva la exposición.

El Museo de las Relaciones Rotas seguirá su travesía por el mundo para recolectar más historias y objetos para al fin llegar a su destino ¿final? No podría decirlo, en Croacia. Historias que fueron de ensueño para sus protagonistas y que por alguna razón terminaron. ¿Las razones? Esas les tocan a ustedes averiguarlas. Les puedo decir que la exposición les tocara la fibra más sensible de sus corazones.

“Cada pasión, finalmente, tiene su espectador… (no hay) oblación amorosa sin un teatro final” Roland Barthes
La exposición estará hasta junio del año en curso, la entrada es accesible y si son estudiantes o maestros con credencial vigente les hacen un descuento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: