Mujeres en letras

Ocho escritoras latinoamericanas que no hay que dejar de leer.

Por Karen Soto

 

ARS POÉTICA

Yo/ poeta de oficio/ condenada tantas veces/ a ser cuervo/ jamás me cambiaría/ por la Venus del Milo:/ mientras reina en el Louvre/ y se muere de tedio/ y junta polvo/ yo descubro el sol/ todos los días/ y entre valles,/ volcanes/ y despojos de guerra/ avizoro la tierra prometida.

Claribel Alegría

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El androcentrismo que envuelve a los textos educativos -y en algunas ocasiones, literarios- crea una idea errónea del papel de la mujer como complemento de ideas. Con una versión unilateral van suponiendo los lectores de dichos escritos que incluye la realidad femenina, que quizá lo que tienen frente a sus ojos es imparcial y equitativo. Mas esto es equivocado: el sexismo y androcentrismo avanzan silenciosos por los cerebros de quienes apenas han empezado a acudir a instituciones para su educación.

La idea de que el sexo masculino era el único con derecho a la expresión no solo tiene lugar en la literatura: en cuestiones políticas, culturales, educativas y sociales la mujer fue dejada a un lado con la convicción de que sus ideas e ideales no merecían ser tomados en cuenta. Sin embargo, la calidad y belleza del trabajo de múltiples mujeres no podía dejarse a un lado, en la sombra. Brilló sobre la opresión masculina y se reconoció entonces la misma genialidad y capacidad literaria tanto en hombres como en mujeres.

No puedo iniciar con el listado de las más reconocidas escritoras latinoamericanas sin antes mencionar a la maestra, dueña de las manos que han dado soporte al importantísimo papel de la mujer dentro de la realidad e irrealidad universal: Sor Juana Inés de la Cruz: ícono de la lucha por el conocimiento continuó su obra dentro de la rigurosidad eclesiástica con el fin de tener acceso a libros e información que una mujer cualquiera no podría obtener. La más sublime poetisa dejó abierto el paso para el resto de la comunidad femenina, para que sin temores tomaran camino para el paraíso de las letras.

Sin importar lo que consideren los androcéntricos, en la actualidad ya son muchas mujeres quienes rompieron el esquema y han lanzado el puño contra las barreras sexistas. Aquí escribo entonces un pequeño listado con las escritoras más reconocidas de los países latinoamericanos dispensándome de la omisión de muchas otras que, con igual importancia, merecen un lugar en este humilde artículo:

Laura Esquivel:

reconocida por su obra Como agua para chocolate, es una de las visiones femeninas más destacadas en el país y latinoamérica.

Ángeles Mastreta:

su obra más importante es la trágica historia escrita en Arráncame la vida; sin duda uno de los libros más apasionantes.

Gabriela Mistral:

escritora chilena. Sus primeras obras, concursantes en certámenes de escritura, fueron publicadas en el libro Desolación. Participante del partido liberal y ganadora del Premio Nobel de literatura en 1945.

Isabel Allende:

sobrina de Salvador Allende dio un paso dentro del realismo mágico con su obra La casa de los espíritus, obra que ha adquirido prestigio  por encajar perfectamente en el boom latinoamericano, lugar no poco importante por las características que contiene.

Esther Andradi:

argentina, nacida en 1956. Ella pertenece a la actual corriente del micro relato, teniendo múltiples creaciones suyas dentro de antologías como Come, éste es mi cuerpo, Tanta Vida, Sobrevivientes.

Gioconda Belli:

escritora nicaragüense anti dictatorial. Participó activamente en la política de su país siendo condenada y perseguida por su gobierno alrededor de 1970. La mujer habitada, su primer novela; De la costilla de Eva, Amor insurrecto, un par de libros de poesía.

Claribel Alegría:

escritora nicaragüense, de estilo comprometido[1], enfoca sus creaciones a su realidad actual y la importancia del escritor dentro de la sociedad. Algunas de sus obras son: Anillo de silencio, Huésped de mi tiempo, Poesía viva, Otredad.

Rosario Ferré:

portorriqueña,  una de las escritoras que han luchado en contra del androcentrismo lanzando la teoría de que la calidad literaria no se encuentra en el sexo del autor, sino en el contenido. Ciertamente rompió con cánones de calidad impuestos por el género masculino. Además de su trabajo en la escritura creativa también tuvo participación dentro del ensayo y la crítica. Sus obras son de lucha política y cambio. Las más reconocidas son: Lazos de sangre, El árbol y su sombra, Maldito Amor, Papeles de Pandora.


[1] El término escritora “comprometida” se refiere a la actuación política dentro de su obra.

Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana Inés de la Cruz

Categorías:Mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: