Psicología: Algo más de Caperucita Entre lo real y lo imaginario

Algo más de Caperucita
Entre lo real y lo imaginario
Alejandro Rodríguez Urrutia
A lo largo de la historia, el ser humano ha intentado dar una explicación de sí mismo y de todo aquello que lo rodea. Por medio de la literatura se tiene un registro de los paradigmas que se crean dentro de las sociedades y las evocaciones implícitas que permean los relatos que  a la postre, se ponen en las significaciones de los sujetos. Un psicoanalista austriaco llamado Bruno Bettelheim, decidió hacer un análisis de la manera en la que influyen los cuentos de hadas en los niños.
Los cuentos de hadas tienen gran validez en los niños porque, las historias que se narran causan en el infante una sensación de empatía hacia el protagonista de la historia. Durante el cuento se presentan situaciones con las que el patojo se puede llegar a identificar y en la medida en que la trama se desarrolla, va dando ciertas resoluciones no explícitas que el infante podría comparar con personas que pertenecen a su núcleo afectivo o a hechos que ocurren en su vida cotidiana, puesto que, el niño necesita ciertas respuestas para su diario acontecer y así, hacer frente a los sucesos que le suceden. Dado que, el pequeño no logra diferenciar en ocasiones entre lo real y lo imaginario, éste hace una significación de sus ideas y acoge el cuento como una especie de espejo que da alivio.
Caperucita roja
El cuento de caperucita roja, relata la historia de una encantadora niña que es enviada por su madre para llevar comida a la casa de la abuela que se encuentra enferma. Camino a casa de la abuelita, caperucita se encuentra con un lobo que la cuestiona sobre el destino al que se dirige, a lo que la niña le cuenta a detalle la ubicación del lugar al cual tiene que llegar. El lobo llega primero con la abuela, la devora, se pone sus ropas y toma el lugar de ésta en la cama; para cuando caperucita llega a donde supuestamente debería de estar la abuela, el lobo disfrazado le pide que se acueste con él y después de una serie de preguntas que la niña le hace al lobo, éste se abalanza sobre la infante escarlata, que posteriormente es salvada por un leñador.
El cuento de “caperucita roja” trata sobre la ambivalencia infantil que existe entre la realidad y las situaciones placenteras, que se simboliza en el cuento por medio de la frase de advertencia que sugiere la madre a la niña “No te alejes del camino”…
Éste relato va dirigido a los infantes que se encuentran en la última etapa antes de entrar a la pubertad donde, existen muchas dudas ante sucesos que se le comienzan a presentar y se hace una invitación a la mesura, y tomar en cuenta todos los aspectos a la hora en la cual se tenga que tomar una decisión e intentar soslayar el engaño que podría significar una idealización. El cuento hace ésta significación por medio de las preguntas que la niña realiza al lobo como: ¿Por qué tienes esos ojos tan grandes?, ¿Por qué tienes esa nariz tan grande?, ¿Por qué tienes las manos tan grandes? y ¿Por qué tienes esa boca tan grande? Estas preguntas abarcan cuatro de los cinco sentidos que son el de la vista, olfato, tacto y gusto. Que le dicen al niño que no se debe de dejar seducir por tentaciones que existirán en la pubertad.
Las niñas que se encuentran en la pubertad tienen regresiones de deseo hacia el padre. En las cuales ven a la madre como una contrincante puesto que, aún significan en gran medida con la imaginación. El cuento de caperucita pone gran énfasis en esta situación en el momento en el que el leñador hace el tajo en la barriga del lobo, significaría como una cesárea, donde la niña imagina que en un pasado, fue engullida por la madre y será rescatada por una figura masculina.
Un personaje que es crucial en el desenlace del cuento de caperucita, es el papel que tiene el leñador, quien, en lugar de matar al lobo con un disparo, decide darle un hachazo en el estómago para que puedan salir ilesas la niña y su abuelita. Esta parte del cuento es crucial para la significación de los niños, que bien pueden percibir la escena como una reinvención triunfal ante una situación que parecía perdida (en el caso de los niños). Las pequeñas pre-púberes puede llegar a la resolución del conflicto que existe en el deseo que ésta tiene hacia su padre, en donde, la madre deja de significar un obstáculo para llegar a seducir y ser seducida por el padre, como lo deja implícitamente el cuento de Caperucita roja en la parte en que la niña se reconcilia con figuras que representan una carga afectiva.

Categorías:Psicología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: