México Mágico: Valores…

México Mágico: Valores…

Mario Alberto Victorino
Hola, buenas tardes, debe de haber un significado muy subjetivo ante estas palabras porque para ti ¿qué son buenas tardes? Una situación de suerte durante todo ese día,  un  “no me peleo y me la llevo a todo dar” ¿Qué es este saludo?,  ¿Lo que nos enseñó nuestro consciente-inconsciente colectivo? Y nos llegan entonces las cuestiones de nuestra encrucijada  ¿Qué son nuestros valores? Obviamente todos tenemos varios con los cuales regimos nuestras vidas, los moldeamos, los adaptamos y más significativo, los rompemos, he ahí la cuestión, no he conocido a persona que acepte el hecho de vanagloriarse o sentirse con sentido de culpa ante la hipocresía que no es más que el sentimiento humano de ser condescendiente con la demás población a favor de un interés propio.
La cultura mexicana se exalta con la cuestión de ser “a toda madre” nos educaron de tal manera que tratamos de hacer sentir a los demás magnificentes con actitudes y palabras en diminutivo, pequeñas, chiquitas…  ¿Cuántas veces no hemos escuchado adjetivos como: patroncito, güerito(a), su humilde casa, etc.? ¿Esto nos lleva a ser a “toda madre”? ¿Esto significa en nuestro imaginario lo que es ser buenos anfitriones?  Durante cientos de años esta actitud nos ha llevado a ser un grupo de baja categoría (el adjetivo no es mío, es histórico) hacia el grupo de las llamadas grandes potencias.
Pero la situación va más abajo, en la unidad personal, nos educan como principio nuestros padres, nuestros tutores o nuestras figuras de autoridad. Ellos nos dicen que hacer, cómo actuar ante “x” situación pero lo que no tomamos en cuenta es la educación propia de ellos, tendríamos que saber que pensaron, que vivieron, a que situaciones se acomodaron para ahora verlos como figura de autoridad ¿También ellos se enfrentaron a contradicciones culturales? Claro que lo hicieron, fueron rebeldes, contestarios en sus respectivos niveles y después se acataron a las normas de la sociedad debido a ciertos compromisos con la misma, claro que avanzaron sociológicamente, la contemporaneidad es un tren en el cual debes viajar, pero eso los llevo a frustraciones fácilmente descargables en quien ellos ven como símbolos de inferioridad, sus hijos (a pesar del apego emocional), en ellos se descargan las enseñanzas, la educación y los famosamente llamados valores.
Los valores nos definen como personas, cada persona tenemos reglas para nosotros mismos, reglas según nosotros inquebrantables, llámese honestidad, amor a nuestros *semejantes, empatía, fidelidad, lealtad, solidaridad, valentía, tolerancia, filantropía, etcétera pero ¿Realmente seguimos estos valores? Ya que sí así fuera viviríamos en una sociedad utópica, con gente perfecta o semi-perfecta y sabemos que no es así, entonces significa que nos “gana” el instinto humano y la sociedad en la cual nos desarrollamos, una sociedad grosera, llevada por intereses personales antes que comunitarios, una sociedad que busca por el bien personal antes que el bien común, todo dependiendo el lugar en el cual nos desarrollemos, Latinoamérica lleva varios ensayos de lo podría llamarse “bien común” algunos  muy mal luchados, muy mal sostenidos y otros mal llevados conduciéndolos hacia el hartazgo de su misma sociedad (llámese Cuba) como lo escribiera Rius en su Diccionario de la Estupidez Humana, refiriéndose como ejemplo a la  Revolución Femenina “Ninguna revolución ha tenido el resultado esperado”.
No confundamos entonces que para llegar a una sociedad utópica, imposible, de la cual están cargadas nuestras promesas de año nuevo debemos de dejar de ser deshonestos para con nosotros ya que cualquier cambio que esperemos no llegará de buenos deseos o esperanzas,  llegará de nosotros mismos, llegara de esos buenos valores, antes mencionados, esos que según nosotros nos reivindican, para aquellos que llamamos familia,  hermanos, amigos y/o *semejantes. Hagamos que por fin una revolución no planteada en panfletos se haga posible.

Categorías:Opinión, Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: