Plástica: “La piedra del sol” Arte prehispánico

La certeza de nuestra muerte es fuente de vida,
y en la religiosidad implícita en la obra de arte
triunfa la vida sobre la muerte.
Luis Barragán
Antonio Flores
Cincel, martillo, lija, taladro, brocas de todos tamaños, esmeriladora, discos de desbaste, discos de corte, rectificadora, compresora para herramientas neumáticas, las herramientas neumáticas de corte, golpe y desbaste, discos diamante, mucha agua, y mucha fuerza. Estos son algunos de los implementos necesarios hoy en día para hacer una escultura o talla en piedra.
Para  el artista  plástico o escultor uno de los materiales mas difíciles es la piedra. En primer lugar, nos encontramos con una masa del medio natural, con propiedades particulares, con esencias específicas y con una forma de ser tan peculiar, tan noble, tan notable, que es un material de peculiaridades que no se pueden pasar desapercibidas. Por otro lado, es importante tomar la masa y, a pesar de saber la esencia del material su fragilidad y nobleza, darle golpes firmes, seguros y naturales, para que así se conforme una pieza sin errores, de trazos notables y con una soltura orgánica
Pero si nos remontamos 500 años atrás, en donde no existe todo lo que hoy conocemos para lograr una talla excelsa, es difícil imaginar como una persona pueda lograr formas tan detalladas dándose el lujo de implementar la simbología necesaria para hacer una pieza artesanal, cultural y de importancia social tan importante como el comúnmente conocido Calendario Azteca.
Erróneamente conocido con el nombre del Calendario Azteca, la Piedra del Sol es un monolito en relieve de más de tres metros de altura y un peso de más de 24 toneladas. Creado aproximadamente en el año 1479 durante el reinado del tlatoani Axayácatl, pertenece a la cultura Mexica o Azteca, cuya cosmogonía politeísta da cuenta de la importancia de los efectos naturales en su cotidiano, y dándole al Sol la importancia y responsabilidad de la vida de todos los hombres y la naturaleza.
Dividida en 4 secciones principales es una mezcla de las creencias y conocimientos astronómicos que poseía la cultura Mexica, iniciando en la parte central con el sol de nuestra era, el dios Tonatiuh o el “Quinto Sol” que se sujeta de dos corazones humanos y exige un sacrificio humano para continuar con vida. Alrededor de este se encuentran los 4 Soles :
Primer Sol: Ocelotonatiuh (Sol Jaguar)

El glifo ubicado en la parte superior derecha del Quinto Sol, es el 4-Jaguar. Ese día finalizó la primera época tras 676 xiuhmolpillis (ciclos de 52 años), cuando los jaguares devoraron al Sol. Representa el elemento tierra.
Segundo Sol: Ehecatonatiuh (Sol de Viento)
A la izquierda del anterior está 4-Viento. Luego de 376 xiuhmolpillis, fuertes vientos desgarraron los cerros y destruyeron todo a su paso.
Tercer Sol: Quiauhtonatiuh (Sol de Lluvia)
Abajo del Sol de Viento, se representa 4-Lluvia. Un gigantesco volcán emergió y comenzó a llover fuego del cielo. Las cenizas consumieron y enterraron al mundo. Esta era había durado 78 xiuhmolpillis. Representa el elemento fuego.
Cuarto Sol: Atltonatiuh (Sol de Agua)
El glifo inferior derecho es 4-Agua, Tras 77 xiuhmolpillis el agua emerge del centro de la tierra provocando el colapso de esta era, antesala de la actual.
El anillo que rodea el mito del Sol está conformado por cuadros que representan los 20 días del calendario estos se combinan con 13 números sagrados dando un resultado de 260 días. Como una línea de símbolos que representan los días, este tercer disco es la principal causa de que a la Piedra del Sol se le llame también Calendario Azteca. Pero ésta es una piedra que probablemente se usó en posición horizontal, y al ser una piedra de sacrificio al Dios Sol es una fuente de tiempo, y estos símbolos parecen ser una representación más del tiempo alimentado.
Los discos que rodean son respectivamente la representación de los 8 puntos cardinales, ornamentados con símbolos como el Quincunce representando la siembre y la cosecha. Y un par de serpientes de fuego que rodean la totalidad del monolito, sus colas inician la fecha 13-Acatl que corresponde a 1479, año del Fuego Nuevo y probablemente la fecha en la que fue labrada la piedra.
La Piedra del Sol es un conjunto de elementos iconográficos que conforman toda una concepción del mundo, en el que se combinan las creencias de una sociedad, el estudio del tiempo y el espacio, los regímenes de un gobierno y la sangre de unos cuantos para que este mundo pueda existir.

En si, los implementos para poder realizar una talla en piedra no son los que conforman la escultura. De repente, al analizar las actuales esculturas, no encuentro una que tenga la riqueza iconográfica y estética de esta piedra, si bien es cierto que todas las obras artísticas tienen la particularidad de su autor y que su autor se mueve en un contexto en específico, esta piedra, este monumento es una símbolo que contiene la esencia de un pueblo, de la nostalgia de una era, de la decadencia de una sociedad y de la riqueza del pueblo “Latinoamericano”.

Categorías:Plástica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: