Relato

Juan Alberto García

El brillo del sol cesaba, cuando Santiago un joven tímido se dirigía a su casa, como es lo habitual tomo el trasporte público para llegar a su destino, en el transcurso del recorrido iba recargado en la ventana pensando en su infinidad de preocupaciones que lo atormentaban, por momentos se distraía viendo pasar las casas, las tiendas, los carros, todas las formas y colores que le llamaban la atención.  El transporte se detuvo bruscamente, volviendo a Santiago a la realidad, al fijar su vista nuevamente sus sentidos se perdieron y se centraron  en la misteriosa joven que en ese momento se estaba sentado frente a él, las preocupaciones se esfumaron rápidamente de su mente.
El  sintió una atracción espontanea por la belleza de la joven, discretamente la contemplaba, sus pensamientos empezaron a divagar; se estaba idealizando a su lado, repentinamente sonó un celular, la joven, tomo la llamada pero al hablar su alegría desapareció, se borró la sonrisa de su rostro, y sus ojos brillaron de tristeza se le escuchaba la voz cortada, al parecer estaba  pasando un mal momento.
Santiago sintió las ansias de comenzar a hablar con ella; decirle que no estuviera triste, llenarla de halagos, expresarle lo que él pensaba y sentía… estuvo a punto de dedicarle unas tiernas palabras, pero se acobardó por miedo a ser ignorado frente a los pasajeros.
Seguía formulando en su mente que palabras decirle para iniciar una conversación con ella, pasaron varios minutos, el transporte se detuvo, los pasajeros comenzaron a bajar uno por uno, quedando solamente ella y él.
Comenzó a ponerse nervioso sabía que era el preciso momento, ya no había pretextos para no hacerlo, pero no se animaba, le seguía faltando valor, el trasporte seguía avanzando, él estaba consciente de que en pocos minutos tenía que bajar, y si no actuaba rápido quizás no la volvería a ver, ¡Hazlo ya!, decía una voz en su conciencia.
El ambiente se encontraba en un silencio que se veía interrumpido a cada segundo por el palpitar de un corazón.  Se interrumpió el silencio por una melodía  que provenía de las bocinas del transporte, se comenzó escuchar una canción, al parecer la letra describía la situación que ella estaba viviendo, ya que sus ojos se humedecieron estuvo a punto de derramar un lagrima, pero por orgullo o vergüenza sostuvo el llanto.
¿Habrán sido señales de que todas esas circunstancias se presentaran?, ¡Ese era el momento oportuno! El joven soñador abrió su mochila desesperadamente para sacar un chocolate, se acercó a ella titubeante y con voz temblorosa le dijo:
¡Hola! Disculpa mi atrevimiento pero ¿sabes que es bueno para la tristeza que te agobia en el alma?
Tomó su suave mano y le entregó el pequeño detalle, la bella mujer le miro sorprendida, dedicándole una tierna sonrisa acompañada para sorpresa de este… el mejor gesto que puede dedicar una mujer a un hombre enamorado; el rose de sus labios con los suyos.
Santiago   llegó a su destino, bajó del transporte   con  una mirada triste y pensativa, porque a pesar de las circunstancias favorables que se le presentaron no tuvo el valor para hacer lo que les acabo de narrar.
¿Qué hubiera pasado si él hubiera tenido el valor y la confianza en sí mismo para hablarle a la joven? ¿Pudo haber nacido una bonita amistad que con el paso del tiempo se transformaría en algo más serio como se lo idealizaba Santiago? Eso nunca lo sabrá.
Pero a quién de ustedes no les habrá acontecido situación similar, es por eso que debemos tener la fortaleza para confiar en nosotros mismos y sobre todo contar con el valor cuando la situación lo amerite, no hay que permitir que el miedo se apoderé de nosotros, porque las oportunidades no se presentan dos veces.
En la vida no se puede perder lo que no se tiene y si al arriesgarte ganas, habrás tenido éxito de obtener lo deseado por arriesgarte.

 

Categorías:Letras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: