A 40 años del Golpe

El pueblo ha entrado hoy conmigo a la casa de los presidentes de Chile”. 

Redacción 
Fué un martes, 11 de septiembre de 1973. Desde ese día, la historia iba a recordar a un hombre: Salvador Allende. Hombre cabal y consecuente con sus ideas. 

El “Tío Caimán (aludiendo a esa canción del grupo Quilapayún que llama Tío Caimán a los Estados Unidos de América), se llevó a Allende, lo devoró como ha devorado presidentes, pueblos, hombres e ideas. Ese martes 11 de septiembre se consumó una de las más grandes canalladas de la historia, se despojó a un pueblo de su máximo derecho: la soberanía. Allende asumió por elección popular el cargo de presidente de Chile en septiembre de 1970, el 4 de noviembre de ese mismo año, en un discurso en el estadio Nacional de Santiago dijo: “vamos a avanzar por el camino de hacer posible una nueva vida, distinta y mejor, para todos los chilenos… hemos triunfado de una manera que es una lección para el mundo… nunca dejé de decir que tendremos que trabajar y producir más, pero para los chilenos y no para unos pocos… La Unidad Popular (UP) ha conformado una posición y un programa totalmente democrático, pero sin renunciar a sus metas revolucionarias: orientar el país hacia una nueva sociedad, más humana, donde las metas últimas son la nacionalización de la actividad económica, la progresiva nacionalización de los medios productivos y la superación de la división de clases… El pueblo ha entrado hoy conmigo a la casa de los presidentes de Chile”. 
Ese martes 11 de septiembre de 1973 a las 13:30 Hrs., inicia el régimen militar presidido por Augusto Pinochet, régimen que gobernó Chile por 17 años. Desde ese momento, Pinochet tuvo como actividad primordial, la búsqueda y eliminación de los seguidores de la UP y de Allende, esto aunado a una serie de reformas contrarias a las políticas del gobierno derrocado, con el fin único de abrir camino al sistema económico neoliberal por dictamen del gobierno de Estados Unidos de América. 



Pero más allá de los hechos históricos, de las cifras y de los miles de desaparecidos y  asesinados por el régimen, el golpe de estado significó para Latinoamérica que la vida en esa región no fuera la misma. Un resultado paradójico fue el exilio de miles de chilenos,  por un lado les fue sumamente doloroso dejar su patria, por otro, dicho exilio contribuyó en gran medida a decenas de países a donde llegaron fuertes intelectuales y artistas chilenos que por lógica, mantenían una alta crítica política y social recibir una contribución positiva a sus instituciones artísticas y académicas. 

México recibió a miles de chilenos pese a que en ese momento el gobierno de Echeverría mantenía sus políticas en contra de la disidencia interna y luchaba en lo que después se denominó la guerra sucia, esto se debió a que por tradición, la política exterior de México era progresista y hasta cierto punto crítica a las políticas intervencionistas de EU, basta con recordar acontecimientos como el exilio de miles de españoles republicanos en México, el caso del Cónsul General en Francia Guillermo Bosques quien salvó a miles de judíos del régimen Nacional Socialista Alemán o incluso el asilo político al líder socialista León Trotsky. En esta ocasión México recibió a miles de ciudadanos chilenos que huían de su país. Algunos cálculos extraoficiales estiman que fueron alrededor de 200 000 chilenos exiliados  por su militancia en la UP y  cerca de  800 000 que salieron del país sudamericano para buscar trabajo debido al desempleo  que generaron las políticas económicas del régimen golpista.

A finales de 1973 se fundó en nuestro país La Casa de Chile en México donde se encontraron y reencontraron muchos chilenos. Esta Casa recibía ayuda internacional de varios países, del gobierno mexicano y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La Casa de Chile en México cerró sus puertas en 1993 a raíz de que muchos chilenos pudieron regresar a su patria. 

La aportación de los chilenos en nuestro país fue mucha y de gran importancia para el desarrollo académico y cultural de nuestra sociedad, nos permitieron avanzar en el conocimiento de disciplinas como la demografía, la economía, la ciencia política, la sociología, la música, la literatura, el teatro, el cine y el arte en general. 

A 40 años de este trágico acontecimiento  las heridas que provocó no terminan de cerrar. La importancia de este hecho no radica  solo en la figura de Allende y su muerte. Sino en la identificación del papel interventor del vecino del norte en las políticas internas de los países latinoamericanos. Tan solo en los últimos días, filtraciones de parte de ciudadanos estadounidenses dan cuenta del espionaje hacia gobiernos democráticamente electos en Latinoamérica. En la actualidad este espionaje e intervencionismo se ha complejizado y perfeccionado, ya no es imperante una acción militar, ahora se hacen de las nuevas tecnologías a su alcance para hacer más efectivas sus estrategias de control. Por otra parte el control de los medios de comunicación en complicidad con los poderes militares,  empresariales y religiosos  contra gobiernos comprometidos socialmente como Bolivia Venezuela, Ecuador o Argentina, genera en la opinión pública una especie de satanización de los mandatarios que no se alinean con las políticas hegemónicas mundiales. Si bien el exilio de miles de chilenos trascendió en el florecimiento de la literatura, las artes, la ciencia social, entre otras disciplinas, hecho que benefició a la región, no deja de ser un acto reprobable.  Esto implica que dejemos  en segundo plano la empatía por aquellos exiliados que nos dieron tanto en condiciones tan adversas, para enfocarnos en la exigencia de mantener viva la memoria histórica que permita alimentar una identidad latinoamericana que sirva de herramienta para transformar nuestra realidad social.


Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: